Un día en El Retiro

El Retiro: un paraíso en el centro de Madrid.

El fin de semana pasado hice uno de mis planes favoritos: pasar el día en el Retiro. Muchas veces pensamos que para hacer cosas divertidas y que merezcan la pena hace falta gastarse  bastante dinero y nada más lejos de la realidad.

Empezaré por contaros porqué tiene ese nombre, y es que estos jardines servían como lugar para descansar, un lugar de “retiro” para los monarcas y sus cortes, así que adoptaron el nombre de Jardines del Buen Retiro. Todo empezó cuando Felipe IV creo un lugar de recreo paraParque de Madrid El Retiro sus cortes cerca del Monasterio de los Jerónimos.

Durante muchísimos años, El Retiro, fue y será un paraíso en el centro de Madrid. Un lugar donde pasear, disfrutar de la naturaleza, sentirte vivo y llenarte de la energía que desprenden sus más de 118 hectáreas.

Hay varios puntos de interés en El Retiro, aunque para mí los dos más significativos son: el estanque con el monumento a Alfonso XII al fondo y el Palacio de Cristal.

El estanque es una de las primeras imágenes que te encuentras si entras por la Puerta de Alcalá. Decenas de barquitas en sus aguas dibujan el lienzo perfecto. Muchos son los enamorados o las familias que deciden pasar un día en El Retiro y alquilar una de las famosas barcas a la orilla del monumento a Alfonso XII.

Mi monumento favorito de este parque es el Palacio de Cristal. Inicialmente utilizado como invernadero es, actualmente, la sede se diversas exposiciones. También hay un embalse de menor tamaño que el

Crystal Palace in Retiro Park,Madrid, Spain.
Palacio de Cristal.

anterior que le da un toque de fantasía como si estuviéramos en un cuento de príncipes y princesas.

Como bien os he contado al principio, el fin de semana pasado, decidimos desconectar de nuestra rutina y evadirnos en este parque tan especial. Fuimos al supermercado, compramos para hacer unos bocadillos, bolsas de palomitas, pipas, echamos un par de toallas a la mochila y pusimos rumbo al Retiro.

Cuando llegas al parque te contagias de vida, gente corriendo, parejas andando felizmente de la mano, familias en patines, amigas contándose confidencias sentadas en el césped, solitarios disfrutando de la lectura o simplemente descansando al sol. Eso es el Retiro, vida.

Dimos un paseo recorriendo casi todas las calles, pasamos por el gran estanque,  hacia un tiempo espectacular y la gente había aprovechado, como nosotros, a salir a la calle y disfrutar deIMG_8612 esta maravilla sita en el centro de Madrid. El estanque estaba repleto de barcas y las terrazas colindantes llenas de gente descansado tomando un refresco.

Llegamos a la explanada que está en frente del Palacio de Cristal. Esa imagen es sencillamente extraordinaria, la majestuosidad del palacio, el encanto que desprende por los cuatro costados a orillas del embalse. Tiramos nuestras toallas y nos comimos los bocadillos. La simpleza del plan lo hacía perfecto.  El sol capitaneando un día espectacular, de fondo el Palacio de Cristal, el cielo con un azul precioso sobre nosotros y de fondo tuvimos la suerte de escuchar un grupo de góspel que estaban ensayando, ¿qué más se puede pedir?

Disfrutar del silencio y evadirte de las preocupaciones cotidianas, respirar aire puro en el centro de Madrid rodeada de naturaleza, sentirte vivo y disfrutar de los placeres que el mundo pone a tus pies, eso es un día en El Retiro. Un plan de quinceañeros enamorados que nunca deberíamos dejar de hacer por muchos años que tengamos. Disfrutad del Retiro, disfrutad Madrid, valorar las pequeñas cosas y sentiros vivos, ese es el camino para ser feliz.

¿Me seguís en esta linda locura?

Nekal 😉

 

Deja un comentario