• Home
  • /
  • Eventos
  • /
  • Mi cumpleaños: fiesta de disfraces de paradas de metro de Madrid

Mi cumpleaños: fiesta de disfraces de paradas de metro de Madrid

El mejor cumpleaños de mi vida.

Los que me conocen saben lo que me gusta celebrar mi cumpleaños, como siempre digo, la vida es un regalo y cumplir un año más es un motivo de celebración. Me hace especialmente feliz este día porque consigo reunir a todos mis amigos, cada uno representa una parte de mi vida y qué mejor forma de celebrar este día tan señalado que juntarles y hacer una fiesta donde puedan conocerse todos y pasar una tarde divertida.

Este año he estado planeando este día desde febrero, tenía claro que iba a hacer una fiesta de disfraces, llevo deseándolo desde hace mucho tiempo, pero como mi cumpleaños es el 27 de junio y hace mucho calor lo veía complicado. Así que pensé una temática que fuera muy extensa para que cada invitado pudiera elegir entre varias opciones,  ya no solo por el calor sino por la complejidad del disfraz en sí, y finalmente me decidí por hacer una fiesta de paradas de Metro de Madrid. Lo que más me costó fue encontrar una localización ya que somos mucha gente y  necesitaba una casa o finca con un jardín amplio. Al final, a través de unos amigos, localicé la finca La Chopera en Villaviciosa de Odón y era imposible un enclave mejor: jardines preciosos, lleno de árboles, todo súper cuidado… estaba convencida que era el sitio ideal para este evento.

Quería que fuera algo especial, que la gente tuviera ganas de venir y disfrazarse, meterles el gusanillo por la tripa unos meses antes para que tuvieran tiempo de pensar el disfraz y crear un ambiente de nerviosismo y expectación. Lo primero que hice fue hacer una invitaciones personalizadas, las cuales envíe individualmente para que cada persona se sintiera especial. Simulé un abono transportes con un billete de metro, donde se recogía toda la información de la fiesta, desde la dirección de la finca hasta el día de la celebración, la hora, la hora de salida del bus… etc.Invitación Metro Madrid

La reacción de la gente fue espectacular, había conseguido lo que quería, había motivado a mis invitados y les había transmitido mis ganas de hacer entre todos una fiesta que todos recordemos el día de mañana.

El segundo paso fue coordinar todas las necesidades de luces, sonido y la contratación del personal. Mi amigo Nico se ocupó del sonido y la iluminación así que me despreocupé del todo pDisc Jockeyorque es un gran profesional y sabía que no iba a haber problema. En cuanto a la música, hablé con un disc Jockey que conozco de toda la vida: Kaxhlaxh. Él suele poner música electrónica aunque en esta ocasión le dije que pusiera música comercial para que la gente  bailara ya que mi objetivo era que se lo pasarán bien. De la cena se encargaron dos cocineros que me recomendó mi amigo Nico y la verdad es que todo salió perfecto (aunque luego os contaré con más detalle).

Ya tenía todo el personal  cerrado, ahora solo quedaba la decoración. Al ser una finca tan grande era importante delimitar bien los espacios y crear una atmosfera personalizada de Metro. Quería que cada esquina tuviera un detalle y miraras donde miraras encontraras algo que te recordara la temática de la fiesta.  Se nos ocurrió hacer unas placas con el logo de Metro y ponerlo por las mesas. Cada mesa llevaría un pie de mesa con una placa representativa. Por los árboles colgué más placas y carteles simulado estaciones de Metro. En la zona donde pusimos las bebidas colgamos dos placas que ponía “La latina” simulando el famoso barrio de Madrid característico por ser una de las zonas más representativas de copas de la capital. Al lado de la cabina del Disc Jockey clavamos una estaca con la parada de Metro “Ibiza” sobra decir la relación entre Disc Jockey e Ibiza, ¿no? Donde estaban los cocineros con la barbacoa y las mesas de la comida, pusimos unos carteles con la parada de metro “Serrano” así conseguimos caracterizar cada zona de la finca.

Pero si hay algo que captó todas las miradas y la atención de todos los invitados fue el torno que hicimos de Metro. Conseguimos Metro Madridhacer una réplica exacta de uno de los famosos tornos, de tal modo, que cuando los invitados llegaron, lo primero que vieron, fue el torno el cual debían atravesar para poder acceder a la fiesta. Sinceramente, creo que fue un elemento totalmente diferenciador y que hacía presagiar la tarde noche que estaba por llegar.

Ahora quedaba elegir disfraz, quería ir de anfitriona y que mejor anfitriona que Cleopatra, así que nos
disfrazamos de Pirámides haciendo honor a esta reina egipcia.

Quedamos a las 17.15h para coger el autobús, aunque por petición popular lo retrasé a las 18:30h ya que todos íbamos justos de tiempo y así podíamos ir más desahogados. El único inconveniente fue que había confirmado mucha gente y finalmente fuimos 18 en él así que podríamos haberlo cambiado por un microbús y hubiéramos cabido igualmente.

En cuanto a la comida y bebida de la fiesta, puse en cada mesa gominolas, patatas y aperitivos para que cuando los invitados llegaran tuvieran un tentempié hasta que saliera la cena. De la bebida lo más característico fue mi ya “famosa” sangría que sirvió para ir rompiendo el hielo. Desde el principio todo el mundo hablaron unos con otros y el ambiente era inmejorable, las ganas de pasarlo bien se notaba y yo era realmente feliz viendo a toda mi gente junta hablando entre ellos.

Llego la hora de la cena, y la verdad, es que estaba perfectamente preparada por los cocineros, una barbacoa con una ensalada de tomate fresco aliñado de acompañante, quedaba mucha noche y había que coger fuerzas.

Uno de los momentos que más me gustaron, fue después de cenar cuando me sacaron la tarta (mi tarta favorita de galletas con chocolate hecha por una amiga de mi hermana que esta espectacular), y ya que estaban todos en círculo cantándome el cumpleaños feliz aproveché para proponer un concurso de disfraces. Escogí a mis amigos más divertidos como jurado, sabía que con ellos las risas estaban aseguradas. Ellos tenían que elegir un candidato cada uno a ganar el premio al mejor disfraz. Los nominados a ganar el mejor disfraz fueron: Raúl vestido de Marco Antonio (Pirámides), Koke vestido de flamenca (Sevilla), Michi vestido de Pablo Emilio Escobar (Colombia), Fede de azafata de vuelo (aviación española), Cristina, María, Marta y César vestidos de latinas (La Latina) y Pablo, Nico, Mi cumpleañosJosé y Mauri vestidos de ángeles (Colonia de los ángeles).  Una vez elegidos, cada nominado tenía que defender porqué el suyo era el mejor disfraz y la verdad es que fue muy muy divertido. Finalmente, el premio se lo llevo Fede, vestido de azafata de vuelo, nadie nos pudimos resistir a lo bien que le quedaban la peluca y el vestido que llevaba.

Después de la entrega del premio al mejor disfraz, vino un chico que cantaba flamenquito y animo un montón la fiesta. Fue el regalo de unos amigos míos, que saben lo que me gusta una guitarra y una sevillana, así que ahí estabamos más de 80 personas disfrazados de cosas varias bailando sevillanas de dando palmas… ¡todo un espectáculo!

Podría extenderme mucho más y contaros más detalles, pero en ocasiones las palabras sobran, solo os diré que la realidad supera la ficción y que está fiesta superó todas mis expectativas. Si vuestro
cumpleaños es dentro de poco, aquí tenéis una idea para organizar un evento que quede en la memoria de todos. Por mi parte, espero que mis 31 vayan igual de bien que despedí los 30: rodeada de mi gente, llena de amor y realmente feliz con ganas infinitas de vivir.

¿Me seguís en esta linda locura?

Nekal 😉

Deja un comentario