• Home
  • /
  • Eventos
  • /
  • Atlético de Madrid: mi pasión, mi locura

Atlético de Madrid: mi pasión, mi locura

Champions: Atlético de Madrid vs Barcelona.

Llevo tiempo pensando cual sería el post correcto para inaugurar esta sección de “mis locuras” y la verdad es que una de mis mayores pasiones y más loca me vuelve, es mi sentimiento atlético, por lo tanto, no encuentro mejor forma de empezar este apartado que reviviendo la locura que invadió todos los corazones atléticos el miércoles.

Vicente Calderón

“Nunca dejes de creer” ese es el eslogan que últimamente inunda todos los comunicados, foros y muros atléticos, y es que no puede ser más acertada esa frase ni definirnos mejor. Porque si algo nos caracteriza a los atléticos es el sentimiento de lucha, de sacrificio, de orgullo de portar ese escudo en el pecho y dar hasta el último suspiro por él. De luchar hasta el final, de hacer lo imposible y siempre creyendo que se puede.

Lo único que mi mente estaba pensando durante todo el día era en lo largo que se me iban a hacer esos 90 minutos. De camino al estadio ya se notaba tensión, esas sonrisas nerviosas, muchas camisetas rojiblancas y muchas bufandas en la muñeca. Era un gran día y en el fondo de nuestro ser sabíamos que podíamos. En los aledaños del estadio el ambiente no podía ser mejor, cánticos, todo abarrotado de gente y muchas sonrisas. La emoción se palpaba en el ambiente y algo estaba claro, los jugadores no iban a luchar solos, allí estaríamos nosotros para apoyarles, para mandarles nuestra energía e ir juntos hacia la victoria.

¡Qué bonito estaba el Calderón! Miles de almas atléticas cantando al unísono, unidos por la esperanza del pase a semifinales. Todavía tenemos ese sabor amargo de hace dos años en Lisboa. Queremos ser campeones, queremos conquistar Europa y para ello debíamos ganar a uno de los mejores equipos del mundo, el Barça. Todo el campo de pié, bufandas al aire, el Calderón estaba a reventar, vibraba. La locura se desató con el gol de Griezmann, ¡qué bueno es el francés! Y a partir de ahí, ya sabéis lo que paso. Abrazos, alguna lágrima, saltos, más cánticos y ¡a celebrarlo!

Champions League

En semis nos espera el Bayern que aunque sea el favorito a llevarse la orejona, nosotros no nos amedrantaremos y saldremos a morir en el campo. Si queremos ser Campeones de Europa tenemos que ganar a todos los grandes equipos, porque si algo ha tenido de característico los últimos cruces del Atleti es que los más complicados nos han tocado a nosotros, y aquí estamos a dos partidos de hacer historia para llegar a la final. El Calderón será un fortín y saldremos victoriosos para llegar a conseguir el ansiado pase a Milán.

Siempre he creído que si sufrir fuese un deporte olímpico, los atléticos seríamos plusmarquistas mundiales. Durante años, trufados de noches negras y decepciones, los atléticos enfilábamos la senda de los elefantes cabizbajos en un largo camino de vuelta a casa. Ahora los tiempos han cambiado. Ahora es el Atlético el que tiene la fortuna de su parte. Cuanto más trabaja, más tiene. Ahora es el Atleli el que sufre, pero gana. Ahora es el Atleti el que disfruta de esa pasión incontenible, de ese derecho a ser distinto, que no mejor, gozando al alcanzar metas que antes se negaba a sí mismo. Si se trabaja y se cree, se puede.

Para despedirme, y por si acaso alguien no entiende esta locura atlética, dejo una frase del himno del centenario del gran Sabina.
Para entender lo que pasa 
hay que haber llorado dentro
del Calderón, que es mi casa. 

¿Me seguís en esta linda locura?

Nekal 😉

Deja un comentario